El cuatro es sin duda el instrumento favorito por excelencia de los músicos o los jóvenes que se inician en las artes que ofrece el mundo de la melodía y el ritmo, el cuatro es ese instrumento que se ha mantenido vigente a lo largo de muchas generaciones que tan solo al escuchar su famoso cambur pintón emociona y se alegra el día y hasta la vida.

No podemos negar que el cuatro ha generado impacto y cambios en el ámbito musical ya que en la actualidad existen diversos tipos de ritmos y mezclas donde el cuatro forma parte de un protagonismo importante, eso con la finalidad de crear nuevas tendencias musicales.

El cuatro es un instrumento por excelencia, versátil y es que con el puedes viajar por géneros como la gaita, el neofolklore, folklore, música llanera, música de reggaetón, música pop, incluso hay cantantes dedicados a un género musical en específico y han realizado canciones con grandes maestros del llano creando una fusión bien interesante y agradable para el público final.

Al Cuatro se le han realizado, a lo largo del tiempo, varias modificaciones con respecto a la cantidad de cuerdas, de acuerdo a la clase de música que se ha querido ejecutar: joropo, golpe, etc., pero siempre se había mantenido el mismo número de trastes: inicialmente 12 y 14.

Según el historiador y musicólogo Oscar Battaglini Suniaga, indicó que “La afinación se mantuvo idéntica, salvo que nosotros incorporamos eso de cam-bur-pin-tón. La prima (primera cuerda), que debería ser la más aguda, aquí es una de las más graves, eso es una innovación. Otra innovación es la añadidura de los trastes, antes el cuatro o la guitarra renacentista tenía 10 trastes y ahora tiene 14 y hasta 17. Han sido en realidad pocos cambios. El cuatro como instrumento es muy similar en sus dimensiones y en su afinación a lo que fue la guitarra renacentista, eso es lo que queremos rescatar, cómo se la ingeniaron acá para mantener un instrumento en su forma primitiva, original”.

Recordemos también que el cuatro venezolano fue declarado como patrimonio cultural para el año 2013, este instrumento musical es utilizado en las expresiones propias del país, sin embargo hoy día se encuentra presente en casi todos los géneros musicales populares. Digamos que el cuatro es el instrumento que lo puedes fusionar con cualquier otro género y en todo momento sonará súper bien.

 El cuatro es parte indispensable de los conjuntos típicos de música llanera, junto al arpa llanera o la bandola, según el caso y las maracas. También se utilizaba como acompañamiento de canciones de ordeño que fue lo que dio origen a la tonada venezolana. Suele tener una función de acompañamiento, aunque también puede ocupar un puesto de solista, como instrumento de concierto.

Normalmente se toca rasgueando las cuerdas con la mano derecha y haciendo los acordes con la mano izquierda. La afinación estándar no permite muchas salidas de este esquema, por lo que a veces es necesario cambiar la afinación para llegar a nuevas posibilidades melódicas, como en el caso del cuatro solista.

En Venezuela se ejecuta casi en la totalidad de los géneros musicales folklóricos tales como: la gaita zuliana, el calipso de El Callao, los villancicos, los aguinaldos y la parranda, el galerón, el polo, la jota, la malagueña, el vals, el merengue, la música cañonera, la música campesina, el paso doble, la fulía, la tonada, la polca, el ritmo orquídea, el emblemático joropo de arpa, cuatro y maracas, balada y hasta en el reggaetón. Es decir es un instrumento bastante versátil y original.

El cuatro venezolano ha tomado sin dudas un rumbo independiente, gracias a la seriedad con la que diversos músicos y cuatristas emergentes se han alzado para elevar la magia de este instrumento, lo que permite que el “cam-bur-pin-tón” siga presente, abriéndose un puesto privilegiado en escenarios internacionales.

Lo mejor de este instrumento es que refleja lo que somos como nación, lo que nos atrevemos a explorar y hacer cuando de música se trata, lo bueno de dicho instrumento es que en todo momento el protagonista será él ya que se puede disfrutar solo o acompañado.

El Cuatro es apreciado por los pobladores venezolanos por ser característico de las principales manifestaciones culturales en el país. Pero en la actualidad es mucho más valorado por los músicos osados que con este pequeño instrumento pueden crear melodías perfectas y con una fusión que puede pasearte por ritmos del llano, hasta un rock instrumental para finalmente llegar a una música bastante tropical.

La innovación de este instrumento inicia con el tipo de música que se puede mezclar teniendo como base el icónico cambur pintón.

El cuatro es y será el instrumento favorito e interesante que siempre se querrá agregar a un nuevo estilo musical para darle ese toque con sabor a Venezuela, a llano, a eso que es tradicional y que sin duda nunca se quiere perder.

El cuatro Venezolano es sin duda alguna un instrumento muy particular.  Son sólo 4 cuerdas en una caja de tamaño reducido, pero que por su particular afinación producen sonidos increíbles, difícilmente imitables por otros instrumentos. Y donde los exponentes musicales del país saben sacar provecho de su originalidad en cuánto a sonido.

Si te gusta la música y nunca has intentado fusionar algo con este particular instrumento, ya conoces todas las cosas que puedes lograr con él, todo es cuestión de aprender e innovar nuevas tendencias musicales para el disfrute de los espectadores que aprecian la música en toda su extensión, pero sobre todo valoran el sonido bien venezolano.