Construir un cuatro debe ser como realizar una obra de arte, que sabemos que será utilizado para crear melodías, alegría y que estará presente en la vida de muchos removiendo sentimientos, para el Luthier quien es el encargado de fabricar este instrumento musical representa una gran pasión que exige tiempo, dedicación y experiencia.

Diversos expertos venezolanos mencionan que les gusta trabajar con diferentes tipos de madera, tanto nacionales como importadas como lo son: el Cedro, Caoba, canalete, roble, palisandro, o palo santo, pino abeto, arce y gateo.

El fabricar instrumentos es considerado un arte donde el proceso de realización debe incluir diversos elementos como: la tapa superior, los aros, el brazo, las barras internas, la tapa inferior, el diapasón, el puente y los trastes. Posteriormente al tener la parte estructural del cuatro, podrás proceder a ubicar los elementos decorativos, en este caso nos referimos a la pintura o imágenes que les quieras añadir al diseño final.

Debemos conocer que en el cuatro venezolano la cantidad de trastes pueden variar de catorce a diecisiete. En algunos casos se fabrican hasta con veinte trastes. Los trastes tienen que ver con la capacidad para interpretar canciones que se tiene con el instrumento, y por ello la variación.

Si el cuatro  es de catorce trastes, la cantidad más común para los cuatros tradicionales, marcando la distancia entre la cejilla y el puente deben ser de 550mm, pero si el cuatro es de diecisiete trastes, el más utilizado por los cuatristas profesionales y géneros modernos, es de 580mm.

Según información suministrada a través del Método acústico comparativo de la calidad de maderas para construcción de instrumentos musicales “se aprecia entre los Luthiers del momento un interés creciente en atribuir el mayor mérito de los instrumentos a la calidad de las maderas usadas más que al propio proceso de construcción, que suponen conocer a la perfección. Por tanto de una u otra manera pretenden disponer de tratamientos especiales de las maderas que les permitan una posición de partida favorable a fin de obtener instrumentos en el límite superior de calidad”.

Es decir que para los expertos en fabricación de este instrumentos es sumamente importante la madera, ya que es el punto de partida para la creación de un cuatro que disponga de buena acústica y proyección.

Las maderas con las que se fabrican las guitarras sirven perfectamente para la construcción del cuatro venezolano. Lógicamente los luthiers venezolanos utilizan maderas del país con muy buenos resultados.

Por consiguiente, en el Método acústico comparativo de la calidad de maderas para construcción de instrumentos musicales también destaca, que “la madera es tanto más interesante para uso en instrumentos musicales cuanto más sonora, de buen timbre y brillante sea”.

Los Luthiers han sido los primeros conocedores de lo que es la sonoridad, debido a la experiencia que poseen en cuanto a cualidades y materia prima.

La calidad de las maderas es fundamental para el sonido de un instrumento.  Una verosímil teoría acerca de por qué los Stradivarius no han podido ser superados es la siguiente: En aquellos tiempos, las maderas que Antonio Stradivari utilizaba para construir sus creaciones procedían de pinos, arces y ébanos de una gran longevidad.  Hoy día, debido a la contaminación que hemos provocado en nuestra tierra, estos árboles mueren antes de llegar a buenas edades.  Ya no existen maderas tan maravillosas. 

La Madera

La madera es la sustancia fibrosa y compleja de la que están formados el tronco y las ramas de un árbol. Como todo ser vivo su elemento fundamental es la célula. La unión de estas, forman los tejidos que a su vez forman la masa leñosa.

Estas fibras leñosas están formadas por la superposición de vasos alargados y comunicados entre sí.

Como hemos visto en este post la madera es lo más importante a la hora de fabricar un cuatro, sin embargo algunos luthiers coinciden en que cualquier madera sirve para su construcción, por lo que afirman que solo se tiene que usar los sentidos, para hallar un tablón adecuado. Hay que enfocarse en observar lo imprescindible al seleccionar una madera.

En efecto, se conoce que los requisitos primordiales son: que la madera sea consistente, sin defectos, nudos, rajaduras, ya que afectarían su composición estructural. Existen algunas maderas que son preferidas, como por ejemplo el arce, utilizada para la construcción del mástil, nada impide usar cualquier tipo de madera dura o semi dura.

Para la construcción debes tener en cuenta algunos aspectos como: la densidad, la estabilidad, la resistencia o tenacidad, dureza, la forma de corte y los nudos.

La Tapa Armónica

Este es sin duda el componente más importante del cuatro o guitarra, ya que de él depende en gran manera el sonido final del instrumento, aunque el trabajo del Luthier y el resto de componentes sean de máxima calidad, si la tapa armónica y el varetaje interior no reúnen determinadas características el resultado final no será todo lo bueno. Recordemos que la madera que se usa para construir guitarras puede ser usada a su vez para la construcción del cuatro.

Si quieres elaborar un buen instrumento, que sea esa obra de arte que brinde alegría, ritmos musicales entonados y que verdaderamente cumpla con las expectativas del consumidor debes enfocarte en obtener una buena madera y por supuesto trabajarla muy bien. Como recomendación lo mejor sería dejarse  dejarse guiar por alguien que esté acostumbrado a escuchar instrumentos de gama alta y que sin duda tenga gran experiencia en la realización de instrumentos. Así que manos a la obra al cambur pintón.